martes, 25 de diciembre de 2012

Noche de paz sin fronteras



Seguridad ante todo
calma y sueño
casas fachadas, más casas
verjas y candados  
las puertas herméticas
elevan el cristal de la ventana, con disimulo
se protegen de escenas indiscretas.

Cremalleras de doble cierre
labios cosidos con imperdibles de plata
la mirada pendiente, por si acaso
seguridad blindada ante todo
por si es, por si fuese, por si...
no le toquen los embutidos ni el postre
a los tenedores afilados.

De Togo esa persona negra
vestida de Papá Noel rojo
en el semáforo de peatón  verde
sin seguridad social blanca
ofreciendo recortables perfumados  de vivienda azul
a cúbicos conductores grises
que miran en opaco indefinido.