lunes, 31 de diciembre de 2012

Año viejo



Se acaba todo
hasta  aquí hemos llegado
si lo llego a saber no nazco
menos mal que termina
por fin llegó el fin
del mundo del  año y del día
aciago
solo amable si miro a la Osa Mayor.

Se apagan las campanas
ningún alcohol embriaga suficiente
ni  la Oda a la Alegría alegra nada
da igual que lo canten diez mil
o que sean millones
¿qué va a cambiar esto?
si una sola persona
no puede oír porque sufre
jodida vida
que callamos los satisfechos
en nombre de nosotros
imposible felicidad
de mirada en ombligo egocéntrico.

El cuarto movimiento no será el último,
habrá que pudrirse en semilla
en silencio
habrá que creer de una vez
que la vida no se acaba,
se acaba todo si  te guardas para ti,
si no haces algo
mientras uno solo sufre un poco.

Y aún queda tiempo
para dar gracia no a dios,
a la bonita, existencia
que soporta mis trasiegos,
en el último segundo
que termina.