jueves, 20 de diciembre de 2012

Ahí está


Las causas mis causas
son cauces no orillas
ni el caudal me importa,
como el poeta
ligero de equipaje
vale lo importante

No cuesta nada
con quieres ni tantos
quema el odio
todos los odios al fuego
se verán en el averno
no te encuentres con ellos.

Ahí está
mirando de frente
le brillan los ojos
que vienen del Norte
bonita la estrella
no digo su nombre.

Ni digo renuncio
que entero me ha dado
cada día
dulce y preciosa
bonita la vida
no digo su nombre.