miércoles, 26 de diciembre de 2012

Me queda




Muy poco, apenas casi nada
un suspiro, menos
y a cambio una sorpresa.

A ratos laberinto
crucigrama lucha rebeldía
nunca tedio.

Por qué me diste saber de la justicia,
me enseñaste a compartir
y  fundirme en la belleza.

Cruel y dulce a una, sé muy poco,
es tierna, hiriente sin remedio
la vida que me queda.