miércoles, 12 de diciembre de 2012

En la calle vacía


No se pierde el tiempo
si casi una hora es casi un segundo
diluido en una mañana gris iluminada con largometraje
y la cara de bobos que ponen algunos
cuando miran muñecos de trapo que dicen verdades
¿quién es ese? ¿se parece a...? luego guardan silencio
transforman la sorpresa en sociedad limitada, no se enteran
!así no eh¡

Lo que dice que entiendo que dice
que digo que entiende
así no está mal aunque...
tú a compartir sonrisa regalo sin límite
a invadir la ternura en edades,
el verso, un dictado en la calle vacía, no 
por allí viene una señora mayor te pregunta ¿qué hora es? 
la das y adiós buenos días se esfuma.

Mientras sigues sentado en el banco vacío
ella sigue allí
es poesía
desgranando su frio  
equipaje del tiempo
alentando el calor sin adivinanza
es mágica
me fascina cuanto me gusta su encanto.