domingo, 16 de diciembre de 2012

Historia sin epistemología



Hablando del pasado
estaban allí los prehistóricos
que inventaron el fuego
golpearon la piedra y sacaron el filo
a la punta de la flecha epipaleolíca
pero no sabían escribir matriarcado, se les olvidó.

Los  clásicos todo el rato en la plaza
unos con Zeus
otros desarmados presocráticos
Platón y la idea Homéro y la épica
y los espartanos al grano
la espada.

Películas de romanos
imperiando la conquista
latín y Lex Flavia
Espartaco en el setenta y tres
los foros arcos de triunfo y expolios
Ben Hur y los Diez Mandamientos.

Es mentira no hay edades oscuras
quieren callar a los siervos de la gleba
y al arquero Robin Hood
el del  Bosque de Sherwood
que no se entere nadie de la genealogía
ni del Robín de los Bancos.

Renacer siempre está bien
¿tú has renacido alguna vez? te lo recomiendo
es algo así como volver a la antigüedad clásica
al peplo de pliegues ceñido a la cintura por el cinturón
al plinto al arquitrabe al frontón al dórico al jónico y corintio
!con sus hojas de acanto¡ ¿a cuánto?

En los imperio nunca se pone el sol
todo el rato con luz y sin linterna
brillando dominios
primero los políticos y después el dinero
las monarquías nunca dejan de ser despóticas
aunque el tiempo las pinte de verde o de rosa.

En pie le dijeron a los obreros del mundo
y siguen sentados viendo televisión
alguien arreglará las cuentas al malo, siempre es igual,
y además no existen los imperios coloniales
África tampoco, es un elefante
con cuello de jirafa y cabeza de avestruz.

Fíjate la historia sirve
quiero decir que es sierva
pañuelo que limpia el moqueo
de un epistemólogo resfriado
al servicio de datos fehacientes
sometidos al carbono catorce, que no quepa duda.