lunes, 19 de noviembre de 2012

Sin saber


Allí viven los números mágicos
tres  siete diez y tantos,
identidad que te remite al origen
y por fin descubres que no sabes quién eres,
he avanzado algo.

Me dijeron que no perdiese tiempo mirando el espejo
alguna vez que lo hice no me gusté
el gris espanto mutaba a rojo a verde
después me dio igual
miré donde no caben camaleones ni colores.

Necesito la ilusión que me da,
si no, me muero viviente, pero ¿qué es la ilusión?
compartir  sin exigencias,
no obstante
someteré el necesito a crítica.

Cuando entiendas calla
que la razón no atropelle lo que importa,
no amarres los castillos en deriva
la ternura la belleza
se acompaña con dolor ni cosas, sin saber, ya lo sabía.