viernes, 2 de noviembre de 2012

Resaca


A ese que quería morir
en cien o doscientos años
¿tendrás que vivir dos vidas?
           
            dos no,
            cuatro o quince
            o doscientas

el problema es si te repites
sin pitorreo, sin pitango
tepites y  re en  una nota

            la segunda seré payaso
            aprenderé del dolor hacerlo risa
            a tocar la guitarra y el chelo

            una bajaré al infierno a calentarme
            acompañar a quien deshace entuertos
            cantaré sin cloroformo

            la penúltima no tendré miedo
            aún en soledad
            si el pensamiento de alguien me acompaña
           
            al final seguro me quedo calvo,
            si no le importa prefiero por ignición
            desnudo y sin ceremonias, bien hecho
           
            que alguien que me quiera
            recite un poema de amor y un silencio
            después suene la marcha del circo

            abrid una botella de vino tinto
            en esta ocasión invito yo,  el último brindis por mí,
            después brindad por vosotros, es importante