sábado, 10 de noviembre de 2012

Callejón de poemas II


El  séptimo día se acabó la palabra
nació la contemplación preñada de mantra
en el centro el vacío
y el continente hecho cascotes
girando alrededor lleno de nada

Al ordenador que compone
le das tiempo e instrumentos
y hace música
el pentagrama amordaza los dedos
sin desafinar medio tono

El repartidor de carnes mata  la artesanía
y en directo pierden mucho,
los que ganan se ocultan a degollar en cadena
domestican reivindicaciones con huesos,
nadie empata

Los equilibrios son del siglo pasado
ahora las cuerdas son flojas
con  dinero tintado en sangre,
la banca aborta a adulta
tiene sus días contados