miércoles, 9 de octubre de 2013

De Piedras XI



Novísimas sierras zigzag adiestran articulaciones
posición de loto,
sables chlic-chlac alargan los tendones
la erosión arrastra,
tic de alfiler duele en coyunturas sin apoyo,
quién dónde cuándo

Al aprendiz de flexible le ablandan,
unas serias bailan en almohadas,
otras felices en maderas,
y el aprendiz piedras y agua,
unas sudor a orilla del lago,
otras lágrimas a la mar
y el aprendiz se inunda,
vuela a nimbos cúmulos y estratos
jaguar rápido, vista de águila, pica el mosquito,
nube gris, algodón, nube blanca y estelas

Cuando al aprendiz le enternecen
se calza un sombrero sin pararrayos,
le alumbra un relámpago espontáneo
de piedras que dicen que no hablan
Este tipo está
rematadamente

No cunda el pánico,
aparentemente, hasta hoy
nadie sabía que no es peligroso ¿o sí?
que cada grito, cada llanto, cada risa, cada abrazo,
antes fue aire agua fuego tierra

A partir de aquí
Este tipo está cuerdo completamente loco
No pretendáis ponerle camisa de piedra