domingo, 13 de octubre de 2013

Andamios de la familia de los hominidos



I
Una vez caminado amanecer esta mañana
desayunado, almorzado
y otras cosas importantes,
antes a punto de cenar,
Skiner daba soma en Un Mundo Feliz,
aquí a noticias recientes
deprimentes
pendientes en hojas de espinas
lacerantes
con tinta bañada en colores detestables

II
Rescataron
a los monos vestidos de negro
terrícolas marcianos todos,
una banca grande
universales enteraos bien,
la libre banca fue rescatada,
frenaron el espín a los átomos huecudos
y los enteros se subieron la propaganda sin flautas
una banca en consorcio paga la imprenta,
y los átomos sin neutrones ante las rejas

III
Los féretros se acumulan en la muralla de Lampedusa
adoctrinan las cadenas,
aprendieron la lección los insaciables
no más caras llorando, no más ahogados,
no se vean más acá
queden más allá,
que los enteros del euro deciden cuando vienen
caras de barcas volcadas, para pedir caridad,
mientras aquí nada,
que más de trescientas personas de allí, no son nada

IV
Aquí, moderadamente,
como riego por goteo, alimento intravenoso,
los salarios crecen las deudas
los perros no se atan con tripas de chorizos, se puede explicar en pizarra transparente,
tan transparente que resulta imposible ver el ábaco,
los jefes enmiendan y reconocen que los enteros no saben sumar,
o si, y tratan que alela,
con trescientos siete al mes que tres millones, donde la ardilla no pisaba el suelo de Europa,
la pobreza crónica no tiene cara, la severa no tiene boca, tiene género
y la infantil no llora