martes, 8 de octubre de 2013

De Piedras VIII



Hoja mustia
de rojo
sobre negro
ignorante,
el fuego gana atrevido
a la esencia nadie es ciego

Que iba por la calle despistado
pero no tanto, 
un pétalo
no se aplasta contra suelo,
se alarga la mano
con cuidado