viernes, 29 de marzo de 2013

Sucede entonces



Alguna vez eché pulsos
y no me gustaron, los detesto
quiero pulsar que me pulsen
tocar que me toquen
claro sin desafío
degustando y degustado
el tacto en cada palmo
renunciando al tiempo
hasta el final
en él en ella en ello

Quiero leerlo
leerla leerla leerla
retirarme
leerme leerme
y alejado de ruidos
entenderla
sucede entonces
que la piel se eriza
el concepto es nada
y el instante todo