domingo, 14 de diciembre de 2014

Talidades XVII


Junto al trazado del Guadalmedina,
en los novios de la muerte,
antaño hicieron al sujeto, aún no predicado,
pinchazo con de qué muerte,
pero la procesión llegó tarde,
fue que mucho antes le visitó agoniza,
más guijarro a la rodilla que fiebre se lanza en plancha

A esto que, explosión del universo en densidad

Construían pelotas con la imaginación que daban pocos trapos,
y no le gustaba el futbol,
acosaban los perrillas
esos que enseñaban a los niños el juego de brebaje potestad
en sorbos férreos, como puente de alemanes,
osados en atajar indisciplinas con vara de medir lomos,
autoritas de sincronecios paralizantes

Y a lo otro, cuanta implosión de globo atómico

Montaba en ala de libélula sin miedo,
obstinado en atravesar el paredón de piedras de olor a cal,
el que traza sombras de golondrinas en primavera,
se armaba de un hilo de algodón,  
y zambullía en el río que hoy llaman cicatriz
A divergir, con quienes no entendían de botánica rebelde