domingo, 5 de enero de 2014

No pido reyes


No pido reyes
Que no entiendo, salvo dos

El primero sin poder,
de constante devenir de diferencia,
rumio como vaca

El segundo no domestica
ni se acomoda en ceguera,
se va a las fuentes:

En mi hay algo insaciado, insaciable, que quiere hablar.
En mi hay un ansia de amor que habla a sí mismo el lenguaje del amor
...
Es de noche: ahora, cual una fuente, brota de mí mi deseo, -hablar es lo que deseo
                                                                                                                 Así canta Zaratustra

Sin temor ni cobardía
¿De ilusión, de inocencia?
Ve más allá de la muerte, afirmación de la vida
Despierta pensamientos, sentimientos incansables
No te intimides
Te escucho, di todo chiquitín, no obedezcas
Lo que importa del retrato tomo de la mano
Responderé en cosquillitas
Hablar es lo que deseo