domingo, 30 de junio de 2013

Microhistorias XXVI



Hago un gorro para el sol
con una hoja de papel
no me queme mientras llego a la playa
después en la arena lo hago dos partes
una para un barco
pongo otra en una bolsa hermética impermeable
aguardo mientras viene un día sin oleaje,
boto a la mar
no me importan las olas después del horizonte
y  sigo
fascinante vida en fuerte marejada y mar serena
es ridículo pensar que el barco aguante,
pero yo sí,
está empapado y lo protejo
en mi mano cerrada hermética impermeable
para que no se deshaga,
nado, nado hasta otra orilla
al llegar, no sé cuando,
me desprendo de los miedos al sol
extiendo las mitades
pongo a secar la humedad
el tiempo que haga falta
entonces escribo un poema
y te regalo,
tómalo si quieres pañuelo de tu llanto
o abrazo de tu abrazo
mi mano abierta
que quiero
lo que tú quieras