viernes, 21 de junio de 2013

Microhistorias XIX


Esta tarde seca la boca
me reprende en dependencias de acomodo
oigo llamar un rincón de sed africana
una escala salva muros de todo continente
las fronteras y poblados duelen de asfixia
me estalla una vena la tensión ocular y el ojo rojo

Aflojo el cinturón, torso libre
cuello erguido, dogal desatado
brida sin freno, pensar sin tratado

Un poco de aceite para las articulaciones
latido visible en el pulso
no pierdas tiempo acumulando cosas
guarda nada y llena el corazón
fluye la tecla de dentro
a buscar

Escucho en buenas vibraciones
sin plan ni objetivos
sin ausencia de tensiones
quiero paz
la más hermosa está dentro