lunes, 1 de abril de 2013

Se lleva puesto





Hoy me han preguntado
¿Por qué todos los castillos están en cerros?
y pensé en otro castillo de un barrio.
Entre barandas una escalera y callejones
en ojos que derriban murallas
sin ladroneras ni matacanes,
con adarve en espacio abierto de encuentro,
por la mañana se sube al punto más alto
el de los buenos días
donde quieren los sueños
después a merlones de amapolas y habas verdes auténticas
y las almenas de queso y leche,
el foso es todo puente y no precisa levadizos
no hay señores ni siervos ni torres
todos somos principales
si te acercas con sed bebes agua de su pozo,
los miedos se refugian allí y desaparecen
entre locos del castillo
donde cada abrazo derriba una torre
y se funden las espadas  las lanzas y las flechas
para abalorios de fiestas y arados,
el patio de armas trabaja en un mercado sin monedas
cada cual toma cada quien da
sin barbacana
los dobleces se van quedando en el camino
en el castillo que no se ve
se lleva puesto en una plaza
en una Aurora