sábado, 11 de febrero de 2012

Y tú mirando

descubrió las pavesas
bajo sombra de soles apagados
en silencio con sorpresa saltó chispa
y tú mirando

resplandor del rayo oportunista
irradiante  lucernario de la tierra
en la torre alumbrada por el frío
y tú mirando

pedernal permutado a lampadario
con misterios que custodian
biberones de potaje en agua fuerte
y tú mirando

retorno al invento intrascendente
descompuesto de colores
entre ser y no ser, no ser
y tú mirando

calderilla de reojo por si acaso
candil en la noche más profunda
dilo claro sin fogata o lumbre
y tú mirando

ni cera ni pabilo ni templos inmortales
ni rapsodas ni nada parecido
unos ojos le cogen la mano sin decir
y tú mirando

murió el padre
huérfano de cante desorden
no escuchaste su tecla
y tú mirando