lunes, 13 de febrero de 2012

Reforma laboral

de lo mío qué, de lo tuyo na,
que te has creído mameluco
el mono de trabajo desde hoy lo pones tú,
se trata de un acontecimiento histórico
te lo creas o sí, algún día lo entenderás
me lo agradecerás, algún día con su noche
de momento no, aunque sí
podrás elegir el color entre la gama de azul
celeste cielo como el día,  algún día
solo cuando tengas que comprar también
la guillotina que seccione las ideas
de tu cuerpo que me pertenece
por fin comprenderás,
mientras tanto obedece, nos rechistes
que si no la calle es tuya, na de na tragar
yo tragar ni un segundo, no quiero
tu dibujo rápido, ni alimentar
tu síndrome  de abstinencia de sangre
sólo añoro apremiantemente vivir
no dejes para mañana las barricadas