martes, 21 de febrero de 2012

Ni agua

La nueva educación ciudadana  decreta, a la vista de la peligrosidad de los brotes enemigos, basándose en investigaciones de eminentes trastornados, el estado de sequía obligatoria para todos los estudiantes de secundaria que no observen los siguientes preceptos:

los queremos políticos
que oigan bien común
 y no se  enteren bien
ciudadanos del mundo 
de memoria
los derechos humanos
fraternos en ámbito doméstico
no público
aspirantes a felicidad perpetua
con deseos
sin estados de ánimo
competentes a proyectos de empresas
cronómetro al segundo
de rabo entre las piernas
que sonrojen
edúquese el pudor
con cosas secundarias
que mamen en callar
sin exigir entrar en discusiones
con datos alcoholímetro
y accidentes de tráfico
que aprendan convivencia
sin vivencias
conozcan los conflicto de la antípoda
ignoren los cercanos
entiendan del global de la pantalla
con límite orejero
se alisten a la tropa los cuadrados
los listos a sargento
que tengan sentimientos variopintos
de impotencia y resignados
que luchen y batallen
solo en los campos de futbol
con miles líneas rojas
por si acaso
que asienten democracia delegando
y el esclavo sea cosa del pasado
en las aulas los sexos segregados
mejora el rendimiento
[vaya cuento]
manifestaciones a semana santa
las demás no entran
curriculum cerrado
que aprendan bien prohibido