viernes, 16 de diciembre de 2011

Sin dulce navidad


La cabeza al suelo
ojos entre abiertos
rozó la memoria
descubierta punta
muy quieto asomado
estaba el primero
uno dos tres cuatro
cinco y uno abajo
allí estaban todos
el pie con sus dedos,
pinceladas rojas
la  joven matrona
por el mes de enero

No hay comentarios: