lunes, 12 de diciembre de 2011

La teta en París



 
Íbamos cansados
de agosto
salientes de no sé qué pasillo
en  no recuerdo que estación
del metro de París,
ella delante
dibujando pasos
yo detrás
embobado en curvas,
a esto que
un listillo arranca 
decidida carrera
en corto
y palpa la mano
su teta,
generosa fugaz experiencia
debía ser francés
descarado
vaya corte,
quedo atónito,
a ella molestar  le molesta
!si lo pilla¡
luego lo toma sin más,
sigo  detrás
silueta a contraluz
finas eses
boca de metro