domingo, 26 de agosto de 2012

Dice una fuente del tercer milenio

 solo duró dos horas
fue en el verano del año doce
allá por el tercer milenio
en el reino de la piel de toro hipotecada
a las ordenes de la gran hermana teutona
dominaban por entonces señorías de bandas armadas
con leones de piedra y papeles y sillones y leyes ad hoc
en torres almenadas con artillería de grilletes de neón
despojando los carbones fonendos y atriles
y toda prenda que se le cruzaba, con infantería
de unos monjes que lanzaban chucherías en marcos de plasma
para ocultar las vidas de cuatrocientos euristas sin padrinos

caí me golpeé  
la rodilla enrojeció  los dedos del pié torcí
torcí no, torcííííííí
no fue tropiezo el caer fue mi perro que cruzó
un peldaño que no vi  y mi cuerpo levitó
desciendo un metro después
caí me golpeé
pasada la conmoción todo entero me miré
bien todo no me encontré, dolía al andar el pie
esperé un día y no cedió, la noche pasé fatal
uf! menos mal que amaneció
un poco me acongojé y a la urgencia acudí
fui a la seguridad social, la que nos quieren quitar
me atiende la recepción mi nombre al ordenador
sala de espera después, esperé el turno sin par
leyendo a Augusto Boal  me llama a consulta una voz
una doctora me atiende, túmbese aquí por favor
en decúbito supino, en camilla horizontal
palpa y presiona el dolor, una placa hay que hacer
hágase, y la hacen ya, rayos X a la extremidad
esperé un poquito más, y a la doctora otra vez
nada roto pudo ver
serio esguince al parecer,  tratamiento para ya
si no puedes resistir, analgésico
reposo en el caminar
y en cierre de indicación
remite al ambulatorio seguimiento posterior
un equipo conllevó !que me atendió bien pardiez¡ 
fue en la seguridad social, la que nos quieren quitar