viernes, 13 de julio de 2012

Recorten aplausos


en el reino de los traperos
se vende todo

rieles de tren con perspectivas
y aeropuertos sin estrenar

carbón que espera aburrido al acecho
lámpara de familia de minero

brazos con desprendimiento de retina
por lágrima de agua mineral retirada de hospitales

jaulas sobrantes de cajas de tiza gris
y pizarras embarazadas de verde

espejos de abundancia ilimitada
con nóminas  de antes de

pagas extras sin deterioro
redireccionadas a rescate de solventes

viviendas reescrituradas con tinta de sangre
de avenidos a insolventes

la era de los antiácidos llegó
se compra todo

botes de humo a medias de color rosa
urge gran stock  para canales de televisión

bandas de electos
con trajes de sepulcros encalados

donde dijo digo no lo dice
y microondas que lo dore bien

otros dimes y diretes
para conciencias de segunda mano

mares de paradojas
que confunda a la gente al levantarse

aplausos con pedigrí de carroña auténtica
para usar según convenga

sobre todo poesía
de la felicidad y las cebollas en vinagre

3 comentarios:

coeliquore dijo...

Todo está en venta, sí.

Antonio Díez dijo...

y todo se compra: mercados, lo llaman. capitalismo.

Valeria Chaos dijo...

Poesía contra los recortes!! Aquí otra que se une!!