miércoles, 25 de enero de 2012

Por instante

Leo la que dice
y me choca
me enciende,
ni velas ni luces,
endorfinas
de verde enredadera
que entre deja pasar
rayos invisibles,
puro invento,
me intimidan
sus ojos y el cabello rubio
sin guadaña,
toda de negro