martes, 26 de julio de 2011

Luego están las personas

Hay personas que van hacia adentro y son
las que encuentran yacimientos sumergidos
al hilo de sueños fugaces pasados por agua
dicen que trasmiten convicción duda o certeza.

Hay personas que van hacia afuera y están
según y como su gracia depende y pretende
las hay que conectan y otras sin néctar,
variedad de sosonas engreídas poseídas y etc.

Hay personas que pasan en silencio en nada
por momentos no las ves sólo oíste su risa
caminó junto a ti en un instante de pasada
le hubieses dicho o le dirías, qué más da.

Hay personas dedicadas a la gloria
y lucen en las asambleas para oírse
te piensan mundo oreja lela dirigible
a éstas las obvias sin reparo.

Hay personas que pretenden o lo intentan
trascienden o descienden o se enfangan
rompen la filosofía y la estética y hablan
ponen pecho abierto al dardo de la gente.

Hay personas que nunca manchan nada
no recuerdan si rompieron algún plato
ni una falta ni piardas ni pecados, nada
me evocan la pena del perro apaleado.

Luego están las personas anónimas
que no cuentan aunque tienen su historia
son múltiples levaduras incontrolables
que piensan con derecho a error