martes, 26 de julio de 2011

¿Enseñar honradez?


¿Cómo te lo diría? se me escapa un poco,
no sé cuanto, aunque si lo pienso no tanto
quizás la cosa te cambie un tú sí lo sabes,
con los dimes y diretes de estas y esos
que juegan alegres ritmos
entre embriagadoras luces,
unas veces sí y otras se van
a dormir la mona al alba,
mona auténtica, mona mona  eh!
bien cocida en entresijo de capilla, oh!
inmersa en  incienso caliente poco hecho
que recuerda instancia quizá aunadora,
sí sé que con el tiempo  te veré cara a frente
una y yo como si mirase de lado
y a la vez en directo contorno, uh!
a contrapunto, digo mal a contraposto
como aquél que te contaron auténtico
y oíste por primer  vez un día
en el origen de la culta analecta, ah!
¿sabes aquél que va y dice...?
no no, ésta es una de Confucio
que de enseñar honradez na de na, oh!
cualquier otra cosa sí,
lo que sea no importa da igual,  ya!