martes, 5 de agosto de 2014

A escribir de otra suerte


La educación por tierras de marca reducida a crematística me lleva la cabeza por derroteros que no sé muy bien. Me viene una sabia lección sobre el tránsito entre dos modelos de conocimiento incompatibles. Disculpa la osadía.

Estimados docentes, dicen en agosto que ver indecente anuncia tijeras, no temáis si os pillán, no os preocupéis por vuestro peculio, ni por la holganza, o si tenéis que acudir con el tercer pié cuando os mermen dos, dicen que sois una parte esencial para resolver las pequeñas fisuras en el núcleo gordiano de la macro abundancia y el despilfarro. ¿No es esa la moneda corriente?

Repaso de entendedera
Convenientia, aemulatio, analogía,  sympathia, cada cual diga

Cuchara de palo ardiendo para la sopa boba pintando a peor
Faceebok de contención como pan y circo romano
de ser grave no es más que mondadura

Repintado imprudente a lo largo de estío
Tiempo de preparar la representación que se avecina
Cómo dijo Parménides: ex nihilo nihil fit

A los jóvenes les divierte el teatro
            ¿se ajusta la lección a maquillaje y poco texto?
Atraigan discípulos a cosa escurridiza
            ¿incontinente atrezzo y contenido vano?
¿Qué obliga al  juego de acuaplaneo conforme?
hay quien duda atisbando
            ¿Se irá el curso de tránsito, o en atrevido?
            ¿Adivinaremos si Ítaca es la cuna de Odiseo?
            ¿Quién descartará el genio maligno?
           
Enredan las palabras detonantes con el mundo        
¿Quién hará de ingenioso hidalgo y luchará libremente a lomo de endeble nuevo?
-una venta es qué castillo, la dama imprescindible, quiénes mediadores varios, dónde trota el error-
            ¿Quién pondrá máscara a la servidumbre que debieran padecer los dominantes?
            ¿Y quién se lleva el papel de conciencia de amo que necesita esclavos?
            ¿A cuántos toca de conciencia servil?
¿Dónde estarán las fuerzas en colisión?
            -puntilla en la tragedia de la cultura moribunda-
¿Qué pulmón no aceptará el engaño?
¿Quién interpretará de obstruye como abanico en invierno?
            contra la mejor novela que quizás escriba alguien este siglo
¿En qué acto la primavera liberará de la pobre sensatez al poeta rebelde?
            –A escribir de otra suerte –diría camuflado en internauta–