domingo, 2 de febrero de 2014

Hacia las tres

El reflejo de la farola no renuncia en la negrura
cimbrea la persiana
acompañan las hojas del naranjo
la luz del barquito titila en la bahía
se oye cada puntada de silencio

Hora a hora la noche borda espiral
cada letra rompe en chispa
disipa el humo crece el viento aviva el fuego
compone cascotes de notas dispersas
En unos tareas imprevistas
cuestiones de andar por casa
no importan
Otras manualidad
filigrana de perfeccionista
se andarán
El arte no agota el espacio
y el texto no dice todo
tampoco es tanto
Hay que parecen anónimos
fantasmas recurrentes
a su sitio
Algún deshilado temor
conexión incomprensible
vacuna en confianza
Antes de dormir 
la voz tierna queda en peluche
sssssss