martes, 15 de noviembre de 2011

El sueño repite

El buscador de conchas de nácar
se arrima a la barca furtiva
cada mañana antes que el sol,
ceremonia de negro horizonte
siete gatos
chimeneas decadentes,
pero él a lo suyo
anticipa su mirada un paso
millón de arena
inerte, ondulante colchón
desmayo
!joder se ha caído¡
lentamente sus manos se encogen
luego sus piernas y el torso
solo cabeza
con picos orejas nariz
la brisa jíbara acaba el trabajo
le reduce a grano
grita confuso
se ahoga en salado
entre música de olas
!pero es que nadie escucha¡
la sirena del muelle responde
en tono muy  grave
después se instala el silencio menos uno
el rizoma vence al líder,
nuevos buscadores lo intentan
el sueño repite